14 C
Cordoba
viernes, 23 abril, 2021

Aurelien Benoilid, un neurólogo enamorado de la bioética

No te pierdas

Entre todas las especialidades médicas, Aurelien Benoilid, de 39 años, eligió la neurología desde el principio. “El interés por el cerebro significa mirar lo que nos separa de la vida animal, nuestra capacidad para liberarnos de nuestros instintos”, explica el padre de tres, que presidió el Foro Europeo de Bioética en Estrasburgo durante varios meses.

Este importante encuentro anual de debate entre científicos, profesionales sanitarios y público en general se celebra íntegramente online desde el lunes 25 de enero. Sus 20 mesas redondas, dirigidas por 70 ponentes, accesibles a todos (1), se centran en el tema de la “bioética en tiempos de crisis”, la mayor parte dedicada a los dilemas asociados a Covid. Con este encuentro, Aurelien Benouilides quiere «rehumanizar el hecho científico» comparando opiniones y experiencias y evitando el «yo interior» de los especialistas.

«Los médicos carecen de cultura bioética»

«No lo sé», o al menos no todos; de hecho, la convicción que había adquirido el Dr. Benoilid. La pose de humildad ha sido impulsada, en parte, por asistir al Foro Europeo de Bioética desde sus primeros 11 años. Se involucró cada vez más hasta que este año fue reemplazado por el obstetra y ginecólogo Israel Nisand, quien inició el evento. “No hay cultura bioética en la formación de médicos. Regularmente cambio de opinión después de los debates, especialmente cuando las personas interesadas expresan su opinión. «

Menos evidente que en otras especialidades, también existe el vínculo entre bioética y neurología. “Cuando tocas el cerebro con tecnología o drogas, cambias el comportamiento. Este problema es muy importante en enfermedades como la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple o la epilepsia. «

Escuche realmente al paciente

Aurelien Benuilides siempre ha sido un hombre abierto. Procedente de la comunidad judía, abogó por la diversidad y la tolerancia a los 18 años a través de Licra, la Unión de Estudiantes Judíos de Francia y varios colectivos contra el racismo y el antisemitismo. Con don para la palabra y pasión por el arte, luego coescribió el musical Babel l’héritage con un grupo de amigos con el objetivo de llamar la atención del público en general a través de la música, y luego en 2016 relató esta aventura humana en El legado de Babilonia, una ecuación con siete mil millones de incógnitas (éditions du Signe).

→ INVESTIGACIÓN. Ampliación del plazo legal para el aborto, unas palabras para los médicos

Profesionalmente, después de ser jefe de clínicas en los Hospitales Universitarios de Estrasburgo, ahora trabaja en una práctica privada multidisciplinar y recientemente cofundó con otros profesionales de la salud un centro dedicado a pacientes crónicos o con dolor crónico.

Quienes han recibido formación en hipnosis terapéutica consideran un honor escuchar a los pacientes que son los primeros en conocer su enfermedad, incluidas las más invisibles. Una evolución necesaria de las prácticas que defendió en su otro libro de 2019, Non c’est pas que dans votre tête! Poner fin a los tabúes de las enfermedades psicosomáticas (Edición Marabou).

Y gracias a su educación religiosa, sigue confiando en que si quiere luchar contra sus propias creencias (en términos de premisas), el terapeuta siempre debe respetar las creencias de sus pacientes, mientras se esfuerza por «iluminar el área de la oscuridad». Un programa de ejercicios sutil de por vida.

Es noticia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias