16 C
Cordoba
lunes, 19 abril, 2021

Murakami Haruki encontrando al padre

No te pierdas

LITERATURA

El escritor japonés habla de padres, gatos y nunca se confesó. Preciosas ilustraciones de Emiliano Ponzi acompañan al libro.

Maria Louise Colledani

El escritor japonés habla de la paternidad entre gatos y nunca se ha confesado. Preciosas ilustraciones de Emiliano Ponzi acompañan al libro.

3 min de lectura

La historia de esta noche de Navidad es tan inmadura Renunciar al gato porque dará luz pensar que siempre puedes repetir tus pasos y encontrar una sonrisa, el principal motivo. Murakami Haruki escribió esto, a menudo a un paso del Premio Nobel, del que conocemos líneas surrealistas y de ensueño ricas en detalles en Japón, que a veces se parece a Nueva York o Londres. Con este libro, recién traducido por Einaudi, desplaza al lector, el texto seco le pertenece, el espíritu evocador le pertenece a él, pero no al resto, lo que es aún más valioso gracias a las ilustraciones de Emiliano Ponzi, que lo hacen. mucho «neoyorquino».

Sentimientos desnudos

Murakami se desnuda, habla de su padre y su relación. Un asunto increíblemente candente y más aún dados los celos con los que los japoneses protegen emociones y corazones. Las premisas son claras: «Crecí en una familia completamente normal que me crió con relativo cuidado» y «mi padre era una persona seria y responsable».

Cargando …

Además, este relato autobiográfico, como algunas de las novelas más famosas de Murakami, tiene dos gatos: Kafka en la playa, Bajo el signo de la oveja mi 1er cuarto 84… Pero es la figura del padre, línea por línea, como si fuera una crónica importante de los años, la que cobra fuerza. Las líneas esculpen a este hombre que está estudiando para ser sacerdote, escribe. haiku y resulta ser un soldado por un error burocrático en China y Birmania. A pesar de su mansedumbre y culto familiar, esta historia lo abruma, tiene que empuñar una katana y matar a un preso chino. Y Murakami, para tratar de entender si su padre estaba presente en Nanjing cuando los japoneses masacraron, supo que la historia de su padre era una de las pocas, porque Levi enseñadecir el mal es vivirlo de nuevo – ahora se aprende: “Esta pesada carga que mi padre llevaba consigo – hoy diríamos trauma – luego me la pasó parcialmente a mí, su hijo. Así funcionan las relaciones humanas, así es la historia. De hecho, fue una «herencia» y un ritual «.

El descubrimiento del padre

Hay guerra y hay gatos, hay oficio y un abuelo es sacerdote, hay temas eternos de vida y muerte, lecciones eternas, como un gato que no desciende de un árbol: “es importante enseñar: en vida, bajar es mucho más difícil que subir ”. ¿Porque? Porque te da vueltas la cabeza.

Cómo ponerte frente a tu padre, descubrir que sabes tan poco de él, pero aún sentir que lo entiendes: “Antes de él, ahora tan sutil, sentí cierto sentimiento de conexión entre nosotros, una conexión que me dio me la fuerza nacida en mí «. La fuerza que Murakami, “un hijo corriente de un hombre corriente”, encuentra en una carta, porque esta historia trata sobre un padre que revela a su hijo: “Y cuanto más escribo, más leo y releo, más experimento una extraña sensación de transparencia. Si levanto la mano hacia el cielo, a veces tengo la impresión de que puedo ver a través de él «. En esta transparencia, todo le parece al escritor más claro, más claro, somos corazones rotos en el torbellino de la vida, somos tan niños que no conocemos a nuestro padre, pero esto es lo único que nos gustaría, somos diferentes, como dos gotas de agua: “Noé es una de las innumerables gotas de lluvia sin nombre que caen sobre la vasta llanura. Una gota que tiene personalidad propia, pero que es reemplazable. Sin embargo, esta gota tiene sus propios pensamientos, tiene su propia historia y el deber de continuarla. No debemos olvidar esto «. Porque todos somos niños para siempre.

Es noticia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias