10.8 C
Cordoba
sábado, 4 diciembre, 2021

Teresa Ribera presenta una nueva planificación hidrológica para abordar los desafíos de la gestión del agua en un escenario de cambio climático.

No te pierdas

“Nuestro país ya está atravesando importantes cambios en el régimen hídrico, y los pronósticos a mediano y largo plazo advierten de una disminución en la disponibilidad de agua, un aumento de las superficies áridas o semiáridas, así como una mayor frecuencia e intensidad de eventos extremos, ”Recordó el vicepresidente. “En este contexto, los planes hidrológicos no pueden seguir apoyando prácticas pasadas que nos han llevado a sobreexplotar los acuíferos, contaminar los cuerpos de agua y degradar nuestros ríos”, agregó.

La nueva planificación, que hoy comienza con una fase de consulta pública, priorizará mejor el uso del agua, gestionará grandes avenidas y sequías e identificará caudales ecológicos que protegen las aguas y sus ecosistemas, con una clara inversión de la tendencia de gestión. de este recurso.

Asimismo, los planes apuntan a reducir la presión sobre los cuerpos de agua, mejorar los sistemas de tratamiento, promover la conservación y reutilización del agua y satisfacer las necesidades de agua de manera compatible con buenas condiciones de salud, lo que garantizará la calidad y cantidad del agua. recurso.

En línea con escenarios de menor disponibilidad de agua, una de las novedades de los Planes es que contienen medidas específicas de adaptación al cambio climático para cada demarcación de acuerdo con los lineamientos que marca la nueva Ley y Plan de Cambio Climático y Transición Energética. Adaptación Nacional al Cambio Climático (PNACC 2021-2030).

En grandes cantidades mundiales, más difícil de reducir a los muchos factores que deben tenerse en cuenta en la planificación hidrológica, y una gran variabilidad geográfica, la reducción de la disponibilidad de agua para diversos fines proporciona consejos para considerar la reducción del uso de agua en el agua. alrededor del 5% para 2030 y el 15% para 2050.

Caudales ecológicos y seguridad hídrica

El acto de presentar planes hidrológicos del tercer ciclo para el período 2022-2027La nueva planificación hidrológica identifica los principales problemas que enfrenta cada área de cuenca hidrográfica y las posibles soluciones. En este sentido, los Planes tienen como objetivo la restauración de los acuíferos y un impulso decisivo de la Estrategia Nacional de Restauración Fluvial, que revertirá su deterioro hidromorfológico y gestionará el riesgo de inundaciones.

Los planes también muestran avances importantes en la determinación de las necesidades de agua de lagos y humedales: los 54 casos cubiertos en los planes del segundo ciclo representan 123 casos en esta última revisión. Asimismo, la definición e implementación del régimen ecológico del caudal de nuestros ríos: el número de masas en consideración aumenta muy notablemente de 170 a 405 masas.

En las masas de agua subterránea con un mal estado cuantitativo, se proponen medidas para reducir la extracción mediante la sustitución del bombeo de agua superficial por agua subterránea, y cuando esto no es suficiente, se proponen restricciones al uso de agua subterránea. Para lograr estos objetivos, el tercer ciclo de revisión incluye el desarrollo de un Plan de Acción de Aguas Subterráneas.

En el ámbito de la seguridad hídrica, la nueva planificación apunta a mejorar la seguridad del suministro, lo que hará más visible la desalación y la reutilización como fórmula para equilibrar la oferta y la demanda, especialmente en las zonas que sufren escasez de agua. También tiene como objetivo la adecuación de la infraestructura pública, en la que ya se ha avanzado: en abril del año pasado, el gobierno aprobó un Real Decreto por el que se definen nuevas normas técnicas de seguridad para las presas y sus embalses.

Atención a áreas protegidas

Asimismo, los planes se centran en áreas protegidas: establecen metas para proteger hábitats y especies (red Natura 2000) y combatir especies invasoras, y promueven una serie de reservas hidrológicas con propuestas de nuevas reservas. río natural, así como reservas lacustres y subterráneas.

En particular, ofrecen soluciones a problemas que amenazan la salud de ecosistemas de alto valor ecológico, como el Delta del Ebro, el Mar Menor, Doñana, La Mancha o los humedales de La Albufera.

Limpieza y contaminación difusa

También se prevén medidas de limpieza y reutilización de residuos urbanos, con el apoyo técnico y de gestión establecido en el marco del Plan Nacional de Limpieza, Saneamiento, Eficiencia, Economía y Reutilización (Plan DSEAR), con el objetivo de lograr el pleno cumplimiento de los compromisos establecidos por la Comisión Europea. .

Otro problema importante identificado es la contaminación difusa por nitratos agrícolas. En este sentido, MITECO está trabajando en la elaboración de un proyecto de Real Decreto que nos proporcione las herramientas adecuadas para acabar con esta infección.

Para alcanzar todos estos objetivos, los planes hidrológicos proponen programas de medición realistas y sostenibles, pero ambiciosos, centrados en la consecución de los objetivos medioambientales marcados por la Directiva Marco del Agua para 2027, con la implicación de todas las administraciones competentes.

Inversión en agua

La inversión total prevista tentativamente para el sexenio 2022-2027 ronda los 21 000 millones de euros. De esta cantidad, 8 mil millones serán atendidos por la Administración General del Estado (AGE): Dirección General de Recursos Hídricos, Confederaciones Hidrográficas y Sociedades del Estado. “Un esfuerzo inversor sin precedentes que marcará un antes y un después en la gestión de los recursos hídricos en nuestro país”, dijo Teresa Ribera.

Inversiones planificadas por objetivos

Por su parte, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (RETC) contribuirá en gran medida al desarrollo de las acciones previstas. En concreto, se invertirán 1.700 millones de euros durante los próximos tres años en tres áreas principales: promoción del saneamiento, limpieza, reutilización y seguridad de las infraestructuras (650 millones); restauración de ecosistemas fluviales, restauración de acuíferos y reducción del riesgo de inundaciones (800 millones); y transición digital en el sector del agua (250 millones).

Es noticia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias