9.4 C
Córdoba
domingo, 20 septiembre, 2020

Cartas heculanas

No te pierdas

Precintado un bar de Cartagena por trabajar con el aforo al completo

El Ayuntamiento de Cartagena (Murcia) ha decretado el precinto de un bar situado en la calle Gabriela Mistral del Barrio de Peral, que anoche tuvo que ser desalojado...

Lance Armstrong admite que el dopaje pudo causarle el cáncer

El exciclista estadounidense Lance Armstrong admite en el documental que emitirá ESPN en dos partes, los días 24 y 31 de mayo, que el cáncer testicular que padeció...

Segundo día seguido sin muertes en Andalucía: suma 13 casos por PCR

Andalucía registra su segundo día consecutivo sin fallecidos por Covid-19 desde el inicio de la pandemia del coronavirus, según los datos difundidos este...

Desescalada Córdoba: Satse pide que los profesionales de Enfermería hagan el seguimiento de casos de covid-1 en Atención Primaria

El Sindicato de Enfermería Satse ha reclamado a las distintas administraciones sanitarias que incorporen a sus plantillas de Atención Primaria a más enfermeras y...

Estimado José Luis: Hace bastante tiempo que no te escribo y eso me preocupa, porque me hace pensar que tengo demasiado descuidada a la gente que me importa. No consigo sacar un rato y eso me exaspera.

Me resultó muy raro no verte en las fiestas; luego me enteré de que andabas un tanto delicado de salud y que los galenos te aconsejaron no moverte de Madrid. Ten paciencia, ya verás como todo volverá a ser lo de siempre, lo que convenimos en tener por normal. Claro, que eso de recomendarte a ti paciencia es como pretender que un niño se esté quieto más de cinco minutos.

En otro orden de cosas, te agradezco el envío de tu última publicación, ‘Roma, ramera y romera’. ¡Por fin ha visto la luz! La devoré con verdadera fruición y avidez. No digo yo que no me dejara satisfecho, pero algo «empachao» sí. Ya sabes que soy bastante estanco para la lectura y que aprendí a leerte a fuego lento, «poquico a poco». Paladeé con gusto ‘Con la muerte al hombro’, que fue un fascinante introito de ‘El vengador’ e ‘Hicieron partes’. Aquello me dejó con un sabor amargo, como a retama. Vi en aquellos relatos a un hombre ambivalente, unas veces resignado, tierno; otras cerrado, hermético, duro ante la vida; rebelde con causa ante ella, en las más de las ocasiones. Bebí de la desesperanza, tras andar por los caminos difíciles y desiguales de la vida y comprobar, como tú, los vomitivos rescoldos que deja el poso de la nada. Mas aquella libación fue el final y el principio a un tiempo por venir, a un camino por hacer en busca de la liberación del alma que había estado al borde del abismo, del más profundo de los abismos; de no haber sido así, y tal y como me decías en una ocasión, hace ya años, te hubieras puesto en el umbral de tu propio suicidio y con él el de la propia Hécula; ese pueblo, tu pueblo y el mío, del que alguien, no sin sus razones, llegó a decir que era un pueblo terrible. A veces pienso que lo sigue siendo. Será, quizás, tal y como tú no te cansas de decir, por culpa del aire que sopla con fuerza por sus rectas y anchas calles en las cortas y gélidas tardes de invierno, y que transmuta el apacible espíritu de los heculanos. No lo sé, José Luis, puede que sea esa la razón; el caso es que en estos momentos tengo la sensación de que Hécula es una nave a la deriva y que no hay Jasón que la gobierne ni leales argonautas que la muevan.

«En esos relatos vi a un hombre ambivalente, unas veces resignado, tierno; otras, cerrado, duro ante la vida (…)»

La lealtad, José Luis, que no el vasallaje. Hemos perdido el sentido de la lealtad, que es el verdadero y único motor de los pueblos. La lealtad a unos principios políticos, éticos y morales. Lealtad hacia aquellos que bien te aconsejaron en momentos difíciles y sobre todo te enseñaron a caminar por los intrincados caminos de esta vida. Lealtad al compromiso dado. Lealtad inquebrantable a los tuyos, en definitiva.

Libertad

Recuerdo en estos momentos que hace algunos años me decías que te sentías orgulloso del progreso que estaba experimentando Hécula, y que veías en aquel momento como el más propicio para abonar sus campos con la simiente germinadora de la cultura, para que futuras generaciones de heculanos se saciaran de libertad. Transcurrido el tiempo, aquello que pudo ser, de momento, no ha sido. Este aparente desarrollo no esconde más que insatisfacción y apatía, menosprecio a lo propio y a lo ajeno, enajenación total y absoluta del sentido de lo solidario y de la empatía como espejo donde se reflejan las miserias y sufrimientos de los demás. En Hécula, José Luis, se trabaja mucho, muchísimo… y ¿para qué? Realmente para poco, muy poco. No sé en qué parará todo esto, pero no me resigno a sucumbir ante este tiempo, al que alguien ha llegado a calificar como «la dictadura de los necios».

En espera de noticias tuyas, recibe un abrazo de éste que se honra con tu amistad.

- Advertisement -

Mas articulos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Ultimas Noticias

Precintado un bar de Cartagena por trabajar con el aforo al completo

El Ayuntamiento de Cartagena (Murcia) ha decretado el precinto de un bar situado en la calle Gabriela Mistral del Barrio de Peral, que anoche tuvo que ser desalojado...

Lance Armstrong admite que el dopaje pudo causarle el cáncer

El exciclista estadounidense Lance Armstrong admite en el documental que emitirá ESPN en dos partes, los días 24 y 31 de mayo, que el cáncer testicular que padeció...

Segundo día seguido sin muertes en Andalucía: suma 13 casos por PCR

Andalucía registra su segundo día consecutivo sin fallecidos por Covid-19 desde el inicio de la pandemia del coronavirus, según los datos difundidos este...

Desescalada Córdoba: Satse pide que los profesionales de Enfermería hagan el seguimiento de casos de covid-1 en Atención Primaria

El Sindicato de Enfermería Satse ha reclamado a las distintas administraciones sanitarias que incorporen a sus plantillas de Atención Primaria a más enfermeras y...

La Junta oferta 11.676 plazas públicas para menores de tres años

La Consejería de Educación y Deporte oferta para el próximo curso un total de 11.676 plazas públicas en la provincia de Córdoba para...