3.8 C
Cordoba
viernes, 26 noviembre, 2021

La Universidad de Córdoba analiza las diferentes formas en que las plantas responden a las deficiencias de nutrientes.

No te pierdas

Cuando las personas se encuentran en una situación peligrosa, los niveles de adrenalina aumentan y la frecuencia cardíaca aumenta, lo que desencadena una respuesta de huida o lucha al peligro. Cuando las plantas falta de nutrientes esencialescomo el hierro, el fósforo o el azufre también activan la respuesta a estas deficiencias, lo que permite que las raíces lleguen a más áreas del suelo o segreguen sustancias que hacen que los nutrientes sean solubles y de fácil absorción. En su investigación, la Universidad de Córdoba analiza las diferentes formas en que las plantas responden a las deficiencias de nutrientes.

El Grupo de Fisiología Vegetal de la UCO, liderado por la Profesora de Excelencia María de Maesto – Departamento de Agronomía de la UCO (Dauco) Javier Romera, descubrió hace décadas que el etileno es una hormona implicada en la activación de reacciones. deficiencia de hierro. Es decir, con la falta de hierro en la raíz aumenta la síntesis de etileno, lo que sirve como señal para iniciar la estrategia de búsqueda de hierro. Además, cuando se recibe el nutriente se reduce la síntesis de etileno, y junto con otras señales, se apaga la respuesta al impulso, ya que cuando se activa, la planta consume mucha más energía, según explican.

Se ha encontrado que el etileno no solo activa la estrategia para obtener más hierro, sino que también participa en la respuesta a las deficiencias de fósforo, azufre y muchos otros nutrientes. Aquí es cuando surge la pregunta: si el etileno aumenta, provocando varias reacciones, ¿cómo sabe la planta qué estrategia en particular activar? Existe evidencia de que, en muchos casos, existe superposición o comunicación cruzada entre este tipo de estrategias. El equipo de Dauco estudió elementos de la vía de señalización del etileno para aprender cómo responden las plantas a respuestas específicas y así crear variedades más eficientes que induzcan respuestas de manera efectiva.

La estrategia que utilizaron para determinar la especificidad de cada respuesta y dónde siguen las diferentes vías que siguen las respuestas a la deficiencia de hierro, fósforo o azufre, se superponen o no, es utilizar mutantes de señal de etileno. Existen mutantes con cambios en varias partes de la cadena de señalización, que llevan una señal de «alarma» desde el momento en que el receptor de la cadena percibe el etileno, hasta los genes que activan la acción para obtener un nutriente.

Según Romera, «los resultados muestran que hay componentes comunes en la señalización de diferentes respuestas que son responsables de la superposición de respuestas a diferentes fallas». Esto puede llevar a que con la falta de hierro también se active la estrategia de obtención de fósforo y viceversa. Los elementos clave de la vía de señalización del etileno son las proteínas CTR1, EIN2 y EIN3 / EIL1, para cada una de las cuales hay mutantes en la planta modelo Arabidopsis thaliana que se utilizaron en el estudio.

Además, el grupo cree que es muy probable que interfieran otros elementos que, junto con el etileno, ayudan a seleccionar la reacción específica que se requiere en cada momento. Esta podría ser una señal que emana de las hojas y que indica si ya hay suficientes (o no) nutrientes en la parte aérea. Este tipo de retroalimentación es lo que estos investigadores ahora están tratando de estudiar mientras continúan tratando de descubrir estrategias de plantas para alimentarse.

Profundizar en este conocimiento permitirá obtener variedades más eficientes que responden precisamente a los nutrientes que necesitan. También es importante a la hora de fertilizar de forma racional, precisa y eficiente.

Es noticia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias