17 C
Cordoba
martes, 20 abril, 2021

España: el coronavirus complica las elecciones parlamentarias en Cataluña

No te pierdas

Más de tres años después del fracaso de los intentos de independencia de Cataluña, los votantes están invitados a las urnas este domingo para nombrar su parlamento regional. Los socialistas quieren sacar del poder a los separatistas para que no tengan que transigir, pero la primera cuestión es la posibilidad de organizar una votación.

España ha sido uno de los países más afectados por el coronavirus desde el inicio de la pandemia: más de 3 millones de personas han dado positivo por covid y han muerto 64.747 desde que surgió el virus. Tras una fuerte caída, el Gobierno regional decidió aplazar la votación hasta finales de mayo por un repunte de nuevos casos tras las vacaciones de fin de año, pero el Poder Judicial intervino para restablecer la fecha original. La última hora de votación estará reservada para las personas infectadas con el virus o en cuarentena. Esta característica provocará escenas asombrosas: durante una hora entera, los asesores que sostienen las mesas usarán trajes protectores completos.

Se pidió a 35,600 tasadores que liberaran

Pero ya es difícil abrir colegios electorales. 35.600 personas de las 82.000 empleadas como tasadores solicitaron eximirse de esta obligación. Aunque se aceptaron 23.300 solicitudes, las autoridades prometieron que la votación se llevaría a cabo como de costumbre. Por tanto, aunque se suponía que debían abrir a las 9 de la mañana, según el ministro de Asuntos Exteriores de Cataluña, todas las oficinas no podían abrir hasta las 11 de la mañana. Hay 8.895 urnas disponibles, no 9.139. Las autoridades anunciaron que las respectivas oficinas serían cerradas en una fecha posterior. Los que no pudieron abrir votarán el martes junto con otros expertos.

Por el momento, el 100% de las tablas ya están configuradas. Gracias a todos por su responsabilidad y compromiso cívico. # InfoEleccions2021

– Bernat Sole y Barril (@bernatsole) 14 de febrero de 2021

En este contexto sin precedentes, la incertidumbre de participación parece aún mayor. Las encuestas revelaron tres formaciones en el bolsillo de un pañuelo: los dos principales partidos de la independencia catalana – Juntos por Cataluña (JxC) y la Izquierda Republicana Cataluña (ERC), que forman el actual gobierno regional, y el PSC, la rama catalana de la primera ministro. Cada uno de los miembros del Partido Socialista Obrero de España de Pedro Sánchez obtendrá algo más del 20% de los votos.

Decidido a aplastar el gobierno separatista en Barcelona, ​​Pedro Sánchez pidió a su exministro de Salud y figura decorativa en la lucha de España contra Covid-19, El Salvador Illu, para llevar a los socialistas a la batalla. También participó personalmente en la batalla, participando en varios encuentros.

Lo que está en juego es arriesgado: incluso si obtienen la mayor cantidad de votos, los socialistas necesitarán socios para obtener una mayoría absoluta de 68 (de 135) miembros en el parlamento local, y tendrán que romper el bloque para hacerlo. independencia. Cuentan con ERC, un partido abierto al diálogo con Madrid, cuyo respaldo incluso permitió que el gobierno minoritario de Sánchez votara su programa en el parlamento. Pero esta semana ERC, JxC y otras tres pequeñas formaciones se han comprometido por escrito a no contribuir «de ninguna manera» a la formación de un gobierno con El Salvador Illa. Que valdría la pena volver al punto de partida.

Es noticia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias