13 C
Cordoba
miércoles, 21 abril, 2021

Plantu, diseñador de enlaces

No te pierdas

Era el 2 de octubre de 1972. Bajo la lluvia torrencial, Jean Plantureau (también conocido como Plantu) corrió al quiosco para comprar Le Monde. El periódico empapado publicó su primer dibujo: una paloma sosteniendo una rama en forma de signo de interrogación en su pico para ilustrar un artículo sobre la guerra de Vietnam.

→ DEBATE. Caricatura de prensa: ¿es posible la sátira?

El joven de 21 años de ojos azules abiertos, que interrumpió sus estudios de medicina en París (buscado por sus padres) y de cómic en Bélgica (falta de dinero), pronto dejaría de vender muebles en las Galeries Lafayette. Tomó semillas de sésamo. Le Mondeiplomatique, L’Union, Phosphore, La Vie o Pèlerin también le abrieron sus páginas, antes de que su visión de la actualidad apareciera todos los días en Le Monde desde 1985.

50.000 dibujos publicados en «Le Monde»

Después de casi cuarenta y nueve años y 50.000 dibujos, Plantu se prepara cada día para dejar la velada y su “familia”: los periodistas de Le Monde, a quienes debe su “educación política”. El niño «silencioso» que dibujaba con un lápiz la parte de atrás de los planos de diseño industrial de su padre podía hacer que su lápiz hablara con amabilidad, gracia o ferocidad.

Sus personajes simbólicos (Marianne, una capitalista con un puro, Balladur en una silla de manos, Paul Employ en paro, un lápiz que representa la libertad de prensa …) y su divertido bestiario (paloma, ratón, moscas …) se unieron a la Biblioteca Nacional de Francia, que alberga una colección de 30.000 dibujos y esculturas.

Pasando las páginas del Mundo, se preparó para esto durante mucho tiempo. “Le he pedido a la gerencia que me reemplace durante diez años”, dice. “Cuanto más se acerca este momento, más siento que la carga colosal de ser un diseñador del mundo se me cae de los hombros. ¡Fue fantástico, pero también increíblemente responsable! «

Promociona el mundo a través del dibujo

Su retirada de la vida cotidiana se combina con una gran satisfacción. El 31 de marzo, en lugar de «escudriñar» los acontecimientos actuales, el periódico dará la bienvenida a uno de los 250 caricaturistas de Cartooning for Peace, una asociación formada en 2006 con el exsecretario de la ONU, Kofi Annan.

El espectáculo, lo contrario al rechazo del New York Times de 2019 a una caricatura política del diario estadounidense, premia el trabajo de una asociación creada a raíz de las caricaturas danesas de Mahoma. Durante quince años, Plantu y su equipo han viajado por Oriente Medio, África y Sudamérica para defender a los diseñadores amenazados, organizar exposiciones y unir a sus colegas.

→ LEER. Dibujos animados por la paz, diez años de dibujos animados por la paz

“Reunir a caricaturistas cristianos, judíos y musulmanes es solo mi pasión. Cuando vemos que solo se están hablando, nos decimos que la paz es posible «, dice el diseñador, educado en la fe católica» poco a poco «, que ha desaparecido, pero que dedica» admiración y ternura a quienes creer. «

«Libertad de expresión»

Cartooning for Peace también organiza exposiciones y encuentros en cárceles y escuelas. Tres millones de estudiantes ya lo han aprovechado. La asociación ha desarrollado una metodología para decodificar y debatir caricaturas de prensa en el aula, que es uno de los temas prioritarios de la 32ª Semana de la Prensa y los Medios en las Escuelas, celebrada en Francia del 22 al 27 de marzo.

«El dibujo permite a la gente hablar y crear un debate increíble, como en 2017 en Molenbeek, donde diseñadores tunecinos e israelíes dialogaron con estudiantes de secundaria y preparatoria de esta zona belga bastante difícil», recuerda. Al año siguiente, jóvenes musulmanes e israelíes, junto con la Asociación Agir y la Fundación Jean-Jaurès, pasaron una semana. Aquí nuevamente, el debate sobre las caricaturas en la prensa provocó risas y tensión, pero abrió un debate.

«Construyendo puentes entre comunidades»

Menos radical que sus colegas de Charlie Hebdo, quienes lo criticaron por tomar precauciones al representar religiones, Plantu busca difuminar las fronteras culturales y «construir puentes entre comunidades». Desde que dibujó las banderas palestina e israelí una al lado de la otra, rubricadas por Yasser Arafat y Shimon Peres a principios de la década de 1990, ha creído en el poder de una «herramienta de dibujo» para abrir el acceso a otros.

Plantu, que entregó las riendas de Cartooning for Peace al dibujante Kaku, dedicará su salida de Le Monde y L’Express (donde ha trabajado desde 1991) a su fundación, que apoya operaciones culturales y financia materiales de arte en escuelas y hospitales. . … “Después de visitar la escuela Henri-Vallon en Trappes en enero, donde se está desarrollando la educación basada en la empatía, encontré respuestas a todas mis preguntas en veinte años”, dice. Como el arte, creo que la empatía, escuchar a los demás, puede salvar a nuestra sociedad en un momento en que los tsunamis de intolerancia están ahogando nuestras inestables democracias. «

———-

Su inspiración: música y artistas.

“Amo mi trabajo como diseñador, pero si me enseñaron a tocar un instrumento cuando era niño, podría convertirme en músico o compositor de películas”, dice Plantu. En cuanto selecciono mi dibujo por la mañana, escucho con atención bossa nova, jazz, música clásica o rap. Me dejo llevar por la gracia del acorde, el movimiento de la cámara o el baile. Evacué a un artista en mí mismo que quería ser un niño, porque cuando era un poco ruidoso, me decían que «dejara de ser interesante o artista». Con la Fundación Plantu, quiero apoyar a quienes llevan la cultura a escuelas y hospitales.
También volveré a dibujar y tocar la guitarra. «

Es noticia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias