12 C
Cordoba
miércoles, 21 abril, 2021

Plan de radón

No te pierdas

Esta semana, hablé con un colega de la cantidad de peligros naturales que nos rodean de los que no somos conscientes, y de un problema grave y silencioso que rodea a muchas de las casas y edificios en los que vivimos: la presencia de gas radón. Un estudio español confirmó que altas dosis de este gas fantasma, cuando se concentran en el interior de los edificios, duplican el riesgo de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado. “La exposición al radón ha sido catalogada por la Organización Mundial de la Salud como el factor de riesgo más importante para el cáncer de pulmón en los no fumadores y el segundo entre los fumadores”, afirma Alberto Ruano, catedrático de medicina preventiva y salud pública de la Universidad de Santiago de Compostela y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). … El gas radón se forma en el proceso natural de desintegración radiactiva del uranio, que está presente en muchos suelos de la península. Los suelos graníticos, arenosos y de grava tienden a liberar gas a la superficie por ser más porosos, mientras que los suelos arcillosos y densos, menos permeables, permiten la liberación de una menor concentración de radón. Teniendo en cuenta estos criterios, geológicamente Galicia, Extremadura y Castilla y León más oriental son geológicamente más propensas a las emisiones de radón más importantes. El Consejo de Seguridad Nuclear, en colaboración con centros de investigación y universidades españoles, ofrece en su web un mapa de la posible presencia del radón en la geografía de España (www.csn.es/mapa-del-potencialde-radon-en-espana) Exponer el radón al exterior no es un problema.

El problema surge cuando este gas ingresa a nuestros hogares a través de cañerías, canalones, grietas en el piso, etc. y obliga a sus residentes a convivir durante largos períodos de tiempo al estar expuestos. Teniendo en cuenta todos estos datos, es importante señalar que todavía no existe un plan nacional de radón y no se han aplicado normas sobre radón en los códigos técnicos de construcción.

Desde Ventana de Babia les informamos que podemos comprobar el nivel de riesgo de radón gaseoso en nuestra zona en el mapa del CSN ”.

¿Lo que podemos hacer? Podemos comprobar el nivel de riesgo de nuestra zona en el mapa del CSN, y también podemos solicitar información a nuestro ayuntamiento (según la directiva 59/2013, las administraciones locales y estatales deben facilitar esta información a sus ciudadanos). Si vivimos en riesgo, el siguiente paso es realizar una medición en nuestro hogar para ver si está afectado o no. En caso de avería, podemos instalar membranas para evitar que el radón ingrese a la vivienda, realizar trabajos de despresurización del suelo e instalar sistemas de ventilación mecánica forzada.

De media, un trabajo de estas características puede costar entre 3.500 y 6.000 euros, pero actualmente se puede solicitar una subvención de hasta el 40% del coste total de las intervenciones. Sin duda, sería más eficaz si la administración se tomara en serio este tema e incluyera medidas de protección obligatorias en el Código Técnico de la Edificación. ¿Sabías de este problema? En La Ventana a Babia tratamos de brindarte toda la información al respecto para que podamos exigir que las respectivas administraciones actúen de manera responsable con la ciudadanía.

Es noticia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias